El oro se ha empleado como símbolo de pureza, valor y realeza.

El oro es un elemento químico de número atómico 79 situado en el grupo 11 de la tabla periódica. Su símbolo es Au (del latín aurum). Es un metal de transición blando, brillante, amarillo, pesado, maleable, dúctil (trivalente y univalente) que no reacciona con la mayoría de productos químicos, pero es sensible al cloro y al agua regia. El oro se encuentra normalmente en estado puro o en forma de pepitas y depósitos aluviales.

El color del oro varía, exhibe un color amarillo en bruto, pero puede mostrarse negro, rubí o morado en divisiones finas. El oro es considerado por algunos como el elemento más bello de todos y es el metal más maleable y dúctil que se conoce. De hecho, una onza (30,1034 g) de oro puede moldearse en una lámina que cubra 28 m². Como es un metal blando, las aleaciones con otros metales, con el fin de proporcionarle dureza al oro, son frecuentes.

El oro es un buen conductor del calor y de la electricidad, y no le afecta ni el aire ni la mayoría de agentes químicos. Tiene una alta resistencia a la alteración química por el calor, la humedad y la mayoría de los agentes corrosivos y por eso se usa en la acuñación de monedas y en la joyería.

Además, el oro también ejerce funciones críticas en ordenadores, comunicaciones, naves espaciales, motores de aviones a reacción y otros muchos productos.

Oro de Quilate

El oro se mide en quilates. El término proviene de la antigua palabra griega keration,  que significa algarrobo, las semillas de este fruto eran utilizadas en la antigüedad para pesar joyas y gemas debido a la supuesta uniformidad del peso entre semillas. Cuando los árabes adoptaron esta unidad de masa el nombre se deformó a quirat y luego a quilate al pasar al español. El quilate designa la pureza de los metales utilizados, como vemos aquí en el caso del oro, un quilate es la 1/24 parte de la masa total de la aleación que la compone (aproximadamente el 4,167%). El oro también se mide en términos de finura, que implica su medida en milésimas. 24 quilates de oro se consideran como puro en 999,999 partes por mil, implicando que nunca se puede obtener oro que sea absolutamente puro. 18 quilates son 18/24 (75%), o 750 partes por mil, el restante de las partes puede contener cobre, plata, cinc o bronce.

¿Cuanto oro existe en el mundo?

A finales del 2001 se estimó que todo el oro extraído en la historia equivale a aproximadamente 145,000 toneladas. Indiscutiblemente, esta cantidad de oro ha aumentado con el tiempo. Si todo el oro extraído en el mundo se fundiera, el resultado podría ser comprimido en un cubo de poco más de 15 metros.