A lo largo de la mayor parte de los años 90 el paladio se negociaba alrededor de los $ 150 por onza. A partir de 1997, empezó a aumentar el precio del paladio, debido a la creciente demanda derivada de su uso en convertidores catalíticos.

A comienzos del año 2000 el paladio cotizaba en 433 dólares. El 24 de febrero del 2000, se había disparado hasta los 785 dólares, debido a las interrupciones en la entrega por parte de Rusia causando una gran escasez.

Los principales fabricantes de automóviles norte americanos, respondieron a los altos precios del paladio recurriendo a las existencias acumuladas en los años anteriores.

En el primer trimestre de 2001, precio del paladio alcanzaba sus máximos históricos de 1.090 dólares por onza,

Dos años mas tarde el 25 de abril de 2003 el precio del paladio había caído hasta los 142 dólares onza.

Desde finales de 2008 hemos visto como ha vuelto a remontar su precio desde los 190 dólares hasta por encima de los 700 dólares onza en el 2012.