La Plata, es un metal precioso que tiene un valor intrínseco mayor que el Oro. Son tantas sus aplicaciones industriales (en pantallas planas para TV, teléfonos móviles, lap tops, radiografías, paneles solares, etc.) que sólo son superadas por el petróleo.

La vida moderna no sería igual sin la Plata, es el mejor conductor del calor, mejor reflector, anti-bactericida, gran conductor de la electricidad, etc,  la plata es un regalo sensacional de la naturaleza.

Precisamente por su gran utilidad, la gran mayoría de los aproximadamente 46000 millones de onzas producidas a lo largo de la historia de la civilización, sencillamente se han consumido, “se han ido para siempre”. Analizando la información sobre demanda y consumo que nos proporciona el Instituto de la Plata, restando a la Plata producida en minas la que se consume en la Industria, el diferencial nos indica que en promedio cerca del 90% de la Plata producida en la última década ha sido consumida por la industria (a diferencia del Oro que la gran mayoría de las cerca de 4500 millones de onzas producidas se han atesorado y se conservan), y hay razones para suponer  que en décadas anteriores sucedió algo similar.

Considerando que por cada onza de Oro se producen cerca de 10 de Plata, el ratio de producción es de 1 a 10, las existencias “sobre el suelo” se van acercando a un ratio de 1 a 1 (por toda la plata que se ha consumido o sencillamente perdido), como diría Ted Butler “la Plata para inversión se está volviendo casi tan escasa como el Oro” y sin embargo cotiza en un ratio cercano 1 a 40, es decir, con los mismos dólares con que podemos adquirir 1 onza de Oro podemos adquirir unas 40 onzas de Plata.

Es de destacar que ya se ha extraído de las minas aproximadamente el 80% de la Plata y del Oro, al ritmo actual de producción, en unos 16 años el restante 20%  se extraería de las minas en tierra firme. Ya que en la medida que la Plata vaya subiendo de valor se tendrá mucho más cuidado en su consumo y en su reciclaje, se podría especular  que para ese entonces el ratio de  existencias Oro/Plata podría quedar  en aproximadamente  1 a 4, o quizás menos, tal vez 1 a 3.

¿Por qué es tan barata la plata?. No siempre ha sido así, el ratio histórico de cotización ha sido de 1 a 15, pero en las últimas décadas los bancos centrales occidentales y de Europa vendieron sus reservas de Plata y mantuvieron en sus bodegas las reservas de Oro, la industria aprovechó los bajos precios y consumió gran cantidad de este muy útil metal. Ahora los bancos centrales tienen algunas reservas en Oro pero casi no tienen Plata.

China es el gran jugador en este “mercado”

China es el tercer productor mundial de Plata detrás del  Perú y México, en el 2005 exportaba unas 90 millones de onzas de Plata, en el 2010 se volvió importadora de más de 100 millones de onzas de Plata, es de suponer que están haciendo su “reserva estratégica” porque necesitan asegurar el crecimiento de su industria y al parecer su gobierno desea adquirir más Oro y Plata para quizás en un futuro contar con un “renminbi más fuerte” y ya no muestran mayor interés en comprar los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Y no hay que olvidar a la India, que aunque tradicionalmente prefieren al Oro como inversión ahora también ya están invirtiendo en Plata. Hay que tener presente que en la cultura oriental a la Plata se le considera al igual que al Oro como sinónimo de “dinero verdadero”.

Ya que el Oro y la Plata cotizan en dólares, es importante no olvidar que la deuda de Estados Unidos (alcanza casi el 100% de su PIB anual) es de   más de 14 millones de millones de dólares (14 trillones en inglés, 14 billones en español), con todo el Oro y Plata producidas a lo largo de la historia (y mucha de esa Plata ya no existe) sólo alcanzaría para pagar la mitad de esa colosal deuda, ya es prácticamente impagable y sin embargo sigue creciendo con el  déficit fiscal de casi 4000 millones de dólares diarios, juntando toda la Plata y Oro que se producen anualmente en el mundo apenas se paga 1 mes del déficit yanqui, así de ese tamaño, quizás por eso el presidente de China (Hu Jintao) declaró recientemente que: “la preeminencia del dólar es cosa del pasado”, parece evidente que el dólar seguirá devaluándose frente al Oro y la Plata .

Y no olvidar el mercado de derivados, según Robert Kiyosaki es de casi 700 millones de millones de dólares, algo así como 10 veces el PIB mundial,  el sistema financiero mundial basado en el dólar está “colgado con alfileres” y … “algo podría llegar a fallar algún día”, y ante todo esto, parece muy prudente que parte de los ahorros a largo plazo estén en Oro y mejor aún en Plata.

Plata como inversión

Todo indica que a pesar de las recientes alzas en su cotización, el “Boom” de la Plata apenas ha comenzado. Entonces todo parece indicar que es recomendable comprar Plata para tratar de asegurar el financiamiento de la educación de nuestros hijos, para dar mayor certeza económica futura a nuestras familias, en fin, la Plata puede ser la inversión de la década.

¿Precio objetivo a finales del 2011?, primero hay que tener muy en cuenta que en los mercados bursátiles nada sube linealmente, así que con sus “subidas y bajadas” bien se podría calcular un pronóstico de 50 dólares, aunque para mayor seguridad lo aconsejable es que sea una inversión al menos a mediano plazo y mucho mejor a largo plazo, sobre todo si se compran directamente las onzas físicas ya que el diferencial entre la compra y la venta en bancos en es alto, de aproximadamente el 12% .

¿Precio objetivo a 16 años?, bien podrían ser unos 1000 dólares a valor presente, es decir si la inflación acumulada para entonces es del 100% pues el precio de la onza de Plata sería al menos unos 2000 dólares, ningún banco nos  pagaría esos intereses. Y probablemente  el pronóstico se quede  corto.

El papel moneda  (físico o “digital”) que sin respaldo generan los bancos centrales, es una forma de “tomar impunemente una  parte del dinero de los ingenuos ahorradores”, vivimos en: “un sistema de banqueros, para los banqueros y por los banqueros”.  Ante esto la Plata se presenta como un “bote salvavidas” que cumple con las 5 razones que dio Aristóteles en el siglo IV A.C para definir al dinero verdadero: duradero, divisible, coherente, conveniente y tener un valor en sí mismo, estas razones siguen vigentes pero podríamos agregar una razón más: “que no pueda ser multiplicado (como sucede con las divisas que se “imprimen”) a voluntad de alguien”, “dinero verdadero” así se la ha considerado a la Plata y al Oro por muchos siglos en casi todo el mundo y sobre todo en la cultura oriental, realmente la Plata y el Oro son símbolos de la honestidad y la libertad del dinero verdadero que no puede estar sujeto a las decisiones fraudulentas de políticos o banqueros que conforme a sus intereses imprimen física y “digitalmente” sin pudor mayores cantidades de papel moneda sin respaldo.

Afortunadamente la Plata todavía es accesible para mucha gente,  el inversor de alto poder económico puede invertir en productos como los denominados ETF’s (Exchange Traded Funds que estén respaldados con el metal), y los ciudadanos de la clase media  que sólo podemos adquirir poca Plata, pues sencillamente compras de onzas de plata en establecimientos autorizados o bancos comerciales.

Fuente: http://www.oroyfinanzas.com/2011/03/la-plata-podria-ser-la-mejor-inversion-de-la-decada/